Usted se encuentra aqui:

Inicio Materia Médica COFFEA CRUDA
COFFEA CRUDA

Coffea cruda

       El café jamás obra sino como un mal paliativo, cuando se le emplea, según la costumbre casi general, contra

la astricción habitual del vientre, tan común en las personas sedentarias, causada por la inacción del conducto intestinal... Mirándolo de cerca podrá uno convencerse de que los efectos que se dicen saludables atribuidos al café, y con los que tratan de justificarse aquellas personas que han contraído el hábito de tomarlo, se reducen casi todos a resultados paliativos.

       No obstante, aunque detesto el abuso del café, como bebida habitual, estimo sin embargo las virtudes que posee, en razón del uso médico que de él puede hacerse, sea a título de remedio curativo, en las enfermedades crónicas cuyos síntomas tienen una gran semejanza con sus efectos primitivos, sea a título de paliativo, en las afecciones que se desarrollan con rapidez y van acompañadas de un inminente peligro, cuyos síntomas se asemejan mucho a sus efectos secundarios. Tan sólo en estos casos puede hacerse un uso razonalbe y prudente de esta sustancia.

       Puede remediarse la saburra gástrica por la abstinencia, es decir, no tomando más que una sopa clara en lugar de la comida ordinaria, y un poco de café.

       Los dolores causados por un enfriamiento reclaman el uso del café crudo... Un enfriamiento al cual suceden dolores y gana de llorar exige este mismo medicamento.

Samuel Hahnemann